Cuatro Trucos para Dormir incluso cuando No puedes

insomnio Hay días en los que te quedas con los ojos abiertos apenas te metes en la cama y, otros, en los que te pasas horas dando vueltas sin conciliar el sueño.

Si lo has probado todo, incluso contar ovejitas, es el momento de que le pongas solución.

Aquí tienes cuatro trucos recomendados por expertos para acabar con tus noches en vela:

 

Sal de la cama

Aunque parezca contradictorio, en realidad es una buena solución. Prueba a hacer otra cosa en una habitación con poca luz. No puedes forzar el sueño, si te quedas en la cama dando vueltas tu cuerpo en realidad piensa en no dormir. Lee una revista o un libro para pasar el tiempo y vuelve al dormitorio cuando notes que te entra el sueño.

No pienses demasiado

No te comas la cabeza pensando en tus problemas. Empiezas pensando en lo que te ha sucedido hoy y acabas preguntándote cuánto tiempo vivirás. Prueba a pensar en otras cosas. Por ejemplo, puedes repetirte a ti mism@ que si no duermes bien hoy, vas a dormir mejor mañana o en los próximos días. Este tipo de repeticiones, apuntan los expertos, pueden ser una de las soluciones a tus problemas para tus problemas de sueño.

Esconde el reloj

Pasa el tiempo y sigues despierta, por lo que te pasas el rato mirando el reloj y no dejas de estresarte. Corta por lo sano y escóndelo. De esta manera no tendrás un recordatorio visual de lo que te está costando dormir y te librarás de la presión. En estas condiciones, te será mucho más fácil conciliar el sueño.

Toma notas

Si no puedes dejar de pensar en la reunión de mañana, enciende la luz, siéntate y empieza a escribir tus pensamientos. De este modo, dejarás de obsesionarte por lo que te atormenta y tu cabeza podrá centrarse en conciliar el sueño. Para que te sea fácil, puedes guardar papel y lápiz en la mesita de noche.

fuente: Panorama/Facetas (Sin Autor Especificado)

rafasoft

Acerca de... rafasoft

Hola, soy Rafael. Bienvenidos.

Deja un comentario